Es uno tratamiento poco invasivo basado en las propiedades bioquímicas del ozono. Ofrece un excelente resultado clínico y es utilizado en diversos países en Europa, así como en Cuba y ahora en México.

El ozono utilizado en dosis terapéuticas con un médico certificado en ozonoterapia permite incrementar notablemente la calidad de vida del paciente gracias a que produce diferentes reacciones fisiológicas positivas para el organismo.

 

¿En qué consiste?

El objetivo básico es buscar la cura en la mayoría de los casos, de igual manera eliminar las molestias con la mínima agresión posible para el paciente.

 

Existen varias vías de aplicación del ozono, entre ellas se encuentran:

Insuflación rectal: es una vía de absorción de alto grado, consiste en la introducción de una pequeña sonda intrarrectal por donde se aplica el ozono.

Intramuscular: se aplica directamente sobre el punto doloroso. Indicada en enfermedades como contracturas musculares, lumbalgia, esguinces y dolor crónico agudo.

Intra-articular: se aplica en el espacio entre articulaciones. Recomendada para el tratamiento de enfermedades osteoarticulares como la artrosis (desgaste articular).

Discolisis: se utiliza como un método alternativo al tratamiento de una hernia de disco. Es un procedimiento ambulatorio de mínima invasión en la que se aplica un catéter a través del cual se hace la aplicación del ozono para lograr que la hernia se desinflame con un alto porcentaje de éxito, logrando que el disco regenere su estructura natural.

¿Qué condiciones pueden ser tratadas con ozonoterapia?

  • Artritis reumatoide
  • Artrosis degenerativa
  • Hernias discales
  • Lumbalgias de difícil manejo
  • Osteoporosis
  • Cervalgia aguda o crónica
  • Dolor de rodilla
  • Lesión de tendones
  • Lesión de ligamentos
  • Contracturas musculares
  • Pie diabético

COMO FUNCIONA

El ozono cuando es aplicado en el organismo produce un efecto regenerador de las células. Tiene la propiedad de desinflamar y regenerar las células afectadas eliminando el dolor. El ozono estimula la capacidad de traslado del oxígeno vital a los tejidos corporales por parte de los glóbulos rojos.

 

CONTRAINDICACIONES

La aplicación de ozonoterapia es muy segura pero debe evitarse en lo siguientes casos:

  • Embarazo
  • Insuficiencia renal o hepática grave
  • Infarto de miocardio reciente
  • Abuso de alcohol, psicofármacos y/o narcóticos
  • Presencia de enfermedades o terapias que puedan interferir en el correcto efecto del tratamiento (a juicio del especialista)
  • Enfermedades de naturaleza hemorrágica, alteración de la hemocoagulación.
  • Hipertiroidismo