¿Cómo tener una columna sana?

A continuación se enlistan varias recomendaciones para prevenir lesiones.

Preste atención a su cuerpo: Si hay algo que está haciendo le está causando dolor, deténgase y descanse o simplemente deje de hacerlo. Ya se trate de un ejercicio en particular, de estar mucho tiempo sentado, es importante escuchar las señales de su cuerpo.

Siéntase y duerma cómodamente: Asegúrese de que su espalda y el cuello tiene un buen apoyo cuando se sienta o duerme. Al sentarse, asegúrese de que su espalda baja está soportada. Hable con su médico acerca de cómo elegir un colchón adecuado y una almohada. Usted puede alterar la alineación de la columna vertebral, si el colchón es demasiado suave, o una almohada demasiado alta.

Baje de peso: Si su peso está causando una presión excesiva para su columna vertebral, la pérdida de peso puede reducir su malestar.

Levantar correctamente: No levante cargas pesadas mediante la colocación de la presión sobre la parte baja de la espalda. Use las piernas para levantar, y siempre doble las rodillas para que sus brazos estén en el mismo nivel que el objeto que va a levantar. Esta técnica sencilla le evitará a su espalda un uso y desgaste innecesario.

Evitar la osteoporosis: Hable con su médico acerca de la lucha contra los efectos de la osteoporosis – adelgazamiento de los huesos. Los tratamientos posibles incluyen ejercicios de peso, cantidad adecuada de calcio y vitamina D, y las terapias de reemplazo hormonal.